QHSE : ¿cómo gestionar sus subcontratas?

Publicado en -

Fotolia_176860280_M
 
Todos tenemos a diario que gestionar la intervención de una o más empresas subcontratadas. Su intervención debe estar de acuerdo con la política QHSE de nuestra compañía. Pero, ¿qué medios se pueden implementar para garantizar la supervisión QHSE de estos agentes externos?

  

Todo comienza con un contrato bien diseñado

 

Prestación de servicio, subcontratación... un contrato es la base de cualquier colaboración con una empresa externa Este contrato establece los límites de la intervención, que tratan de:

- la ubicación de las áreas de trabajo, tráfico o almacenamiento,
- roles de cada uno,
- recursos humanos y materiales disponibles y esperados en contrapartida.

 

Para resumir, sus expectativas y requisitos deben detallarse en este contrato. Sirve como base para su enfoque de prevención con los subcontratistas.

 

Sigue el trabajo preventivo río arriba

 

Este trabajo se basa principalmente en el cumplimiento de los requisitos reglamentarios particularmente los enunciados en la legislación aplicable.

Se inicia mediante una visita previa de sus locales con los subcontratistas para identificar los riesgos relacionados con la actividad, los inherentes a su actividad y los que se generarán directamente durante su coactividad.

Luego vienen algunos documentos reglamentarios tales como los planes de prevención o protocolos de seguridad, por ejemplo.

Como QHSE, jugará un papel importante en este paso ya que también es su responsabilidad  verificar y validar los diversos documentos que le proporcionará el subcontratista para cumplir con sus expectativas y requisitos (autorizaciones, procedimientos operativos...). También tendrá que efectuar una acogida QHSE de los agentes externos a nivel de los managers o de todo el equipo interviniente, de acuerdo con las posibilidades.

 

 

Durante los trabajos, la prevención no se para

 

Después de su acogida, si el trabajo planificado lo requiere, los subcontratistas deberán obtener su permiso de trabajo de los referentes en este tema. Estos permisos aseguran que la empresa sepa dónde y cuándo se encontrarán ciertos riesgos particulares, con miras a su gestión.

No pueden ser entregados por ellos mismos durante las obras. Además, el equipo de gestión de la empresa de acogida debe organizarse para supervisar periódicamente el trabajo realizado, pero sobre todo el respeto continuo de las normas de QHSE. Algunos controles pueden ser informales, otros pueden realizarse en forma de auditoría, incluso por su parte y para temas específicos.

Durante esta etapa, el enfoque de prevención también implica la comunicación con los empleados del centro que estén más directamente afectados por la presencia de un subcontratista.

 

Una buena comunicación puede prevenir algunos riesgos asociados a la coactividad.

 

Lamentablemente, el comportamiento de los subcontratistas no siempre será ejemplar durante las obras. Su trabajo realizado en el contrato y antes de la intervención de los subcontratistas será una herramienta útil para restablecer la situación.

 

 

La prevención continúa después del trabajo

 

Efectuar un trabajo preventivo con sus subcontratistas también significa hacer una evaluación de QHSE después del trabajo.

 

Elaborar una base de datos con sus subcontratistas y sus resultados de QHSE lo ayudará en sus elecciones para futuras intervenciones

 

Y también, en la era digital, piense en digitalizar su enfoque para sustraerse particularmente de formularios en papel, desgraciadamente demasiado habituales,  a fin de dedicar el tiempo al trabajo real de prevención que inevitablemente sucede sobre el terreno.

 

Saber más

 

Para más información sobre estos pasos y los medios para implementar en general, pronto publicaremos una guía sobre el tema de la supervisión de los subcontratistas. ¡No olvide de suscribirse al blog para recibirla!!

 

 
GUÍA DE LA DIGITALIZACIÓN DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN DE LA CALIDAD Y HSE