COVID-19: ¿CÓMO LLEVAR A CABO EL PLAN DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN?

Publicado en -

VISU-HYGIENE-COVID-1

La actual crisis de Covid-19 ha llevado a diferentes sectores a adaptar sus prácticas. A fin de garantizar la salud y la seguridad de los empleados, se han aplicado diversas medidas sanitarias, incluido un refuerzo de los planes de limpieza y desinfección.

 

¿Cómo se establecen estos planes de limpieza/desinfección?

El presente artículo le dará consejos útiles en este proceso.

 

El SARS-CoV-2 no se multiplica en el medio ambiente, sin embargo, puede persistir durante varios días en algunas superficies. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus puede sobrevivir 72 horas en el plástico y el acero inoxidable, menos de 24 horas en el cartón y menos de 4 horas en el cobre.

 

Por lo tanto, es esencial asegurar una desinfección efectiva de sus superficies para evitar que el virus persista en ellas.

 

Limpieza, desinfección... ¿cuál es la diferencia?

 

El proceso de limpieza elimina la suciedad (grasa, polvo, etc.) para obtener una superficie físicamente limpia. El tensioactivo presente en los productos de limpieza (jabones, detergentes, desengrasantes, detergentes,...) puede solubilizar los lípidos de la envoltura del virus e inactivarla. 

 

En el caso de la desinfección, algunas instituciones lo definen como:

 

   La desinfección es la operación de resultado momentáneo que mata o elimina los microorganismos y/o inactiva los virus no deseados transportados en medios inertes contaminados, en función de los objetivos fijados. El resultado de esta operación se limita a los microorganismos presentes en el momento de la operación".

 

En el caso del virus del SARS-CoV-2, la desinfección puede realizarse como complemento de la limpieza. 

 

¿Qué productos puedo utilizar en el caso del brote de Covid-19?

 

En el sitio del INRS (equivalente del INSHT en España, Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) se han identificado varias sustancias en el contexto de la actual epidemia de Covid-19 :

 

  • hipoclorito de sodio (lejía) con 0,1% de cloro activo ;
  • peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0,5%;
  • etanol al 70 %
  • isopropanol al 70 %

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) indican cómo se debe hacer una solución de cloro:

 

  • 5 cucharadas (1/3 de taza) de cloro por galón de agua (unos 3,8 litros)
  • 4 cucharaditas de cloro por un litro de agua
  • También se puede usar para desinfectar soluciones con al menos el 70% de alcohol 

 

La combinación de limpieza y desinfección, tal como se ha definido anteriormente, es esencial: si la superficie no se limpia de antemano, el cloro activo presente en la lejía se unirá a la materia orgánica presente y ya no estará disponible en cantidades suficientes para desinfectar eficazmente la superficie en cuestión.

 

Por lo tanto, los productos de limpieza y desinfección deben elegirse metódicamente: en el caso del SARS-CoV-2, estos son los productos mencionados anteriormente. Los envases deben adaptarse y las proporciones (si es necesario) deben ser rigurosamente controladas por protocolos específicos.

 

Las personas encargadas de la limpieza/desinfección deben haber sido formadas de antemano sobre los riesgos y deben disponer de sistemas de protección adecuados (gafas protectoras, ropa de trabajo de cuerpo completo etc.).

 

¿Cómo puedo organizar mi plan de limpieza/desinfección?

 

Entorno (locales/superficies)

En el sitio web de cada gobierno se puede encontrar información sobre la aplicación de los procesos de limpieza/desinfección en relación con el desconfinamiento. Esto depende del nivel de riesgo de contaminación de la superficie en cuestión.

 

    Cuanto mayor sea el número potencial de personas en contacto con la superficie, mayor será el riesgo de contaminación.

 

Cuando el riesgo de contaminación de una superficie es bajo, una simple limpieza diaria puede ser suficiente. Todo depende del plan de limpieza/desinfección establecido de antemano en su empresa: en efecto, el plan de limpieza/desinfección de una empresa del sector terciario no será el mismo que el de una empresa agroalimentaria... Además, el CDC ha publicado una Guía para la reapertura: limpieza y desinfección de espacios públicos, lugares de trabajo, empresas, escuelas y hogares

 

Las superficies con alto riesgo de contaminación (manijas, interruptores, instalaciones sanitarias, etc.) deben ser limpiadas/desinfectadas varias veces al día. Cada país publica guías de desinfección específicas para las superficies más contaminadas, por ejemplo para los laboratorios de biología.

 

En general, el distanciamiento social debería adoptarse en todas las empresas y el empleador debería asegurarse de que se disponga de un número suficiente de Equipos de Protección Individual (EPI). No deben pasarse por alto ciertos detalles. Por ejemplo, considere la posibilidad de sustituir los secadores de manos de los lavabos por dispensadores de papel de un solo uso.

 

El Ministerio de Salud insiste en la importancia de ventilar los locales, en particular durante las operaciones de limpieza/desinfección. Esto también requiere una revisión periódica de los sistemas de ventilación y aireación. También menciona la necesidad de purgar las redes internas de agua fría y caliente para evacuar cualquier volumen que pueda haberse estancado en las tuberías, en particular si la empresa se ha cerrado durante el período de confinamiento.

 

Sector de residuos

En cuanto a la gestión de los residuos (paños, máscaras...), dependerá del sector de actividad. Para el entorno hospitalario, estos residuos requieren un manejo especial a través de contenedores especiales para ello.

 

Para otros sectores de actividad, los residuos deben ser colocados en una bolsa de plástico cerrada, que a su vez se colocará en la bolsa de residuos domésticos. 

 

Ropa de trabajo

En el caso concreto de la ropa de trabajo, el mantenimiento de ésta debe ser realizado por el empleador. Si se paga un subsidio al empleado por el mantenimiento de la ropa, la ropa de trabajo debe llevarse a casa en una bolsa de plástico especial y lavarse por separado a 60°C con un detergente.

 

Para garantizar una reanudación segura de la actividad, el empleador debe, por lo tanto, establecer procedimientos de higiene adecuados. La revisión del plan de limpieza/desinfección es una de las medidas que deben organizarse en el contexto de la actual epidemia.