La auditoría en remoto, ¿y si empezamos a realizarla?

Publicado en -

VISU-AUDIT-DISTANCE

 

La crisis sanitaria de 2020 está obligando a las empresas a repensar sus prácticas de calidad y de HSE para evitar cualquier nueva interrupción del negocio y seguir siendo competitiva en su mercado. La "auditoría en remoto" o auditoría a distancia es un ejemplo de esa clase de actividades. ¿Podría generalizarse esta tendencia? ¿En qué casos? ¿Cómo hacerla?

 

¿Por qué hablamos de "auditorías remotas"?

 

Las empresas están cada vez más presionadas por las nuevas normas en el ámbito de QHSE, las auditorías, internas y externas, así como por la formación y la renovación de la certificación. El aumento del número de emplazamientos industriales y la deslocalización aumentan considerablemente el alcance geográfico de la actividad. Esto puede ser perjudicial para la calidad y la garantía de Seguridad y Salud de la empresa y generar costos significativos: altos tiempos de viaje, multiplicación de los recursos humanos y materiales...

 

Además, la crisis sanitaria actual está obligando a las empresas a reflexionar sobre sus estrategias corporativas, su gestión general y la gestión de la calidad y los riesgos. Por ejemplo, las oficinas de inspección se han visto muy afectadas por la crisis a causa de la paralización de las actividades y las empresas han tenido que revisar el calendario de renovación de sus certificaciones y anticipar la reanudación de la actividad para garantizar la máxima seguridad de sus empleados.

 

En este contexto, las auditorías remotas son una garantía de calidad para las empresas que podrán gestionar los riesgos a distancia, reducir sus costos de implementación, anticipar una recuperación y protegerse contra una posible nueva crisis. El principio de la auditoría en el terreno permanece inalterado, pero sólo la persona auditada está presente en el lugar y está en comunicación con el auditor que le guía a distancia.



¿Cómo llevar a cabo estas auditorías remotas?

 

Para que sea óptima, la realización de auditorías a distancia requiere una digitalización de los procesos internos de la empresa a fin de ahorrar tiempo y evitar el riesgo de pérdida de información y la falta de transmisión de información debido al manejo de papel, archivos de oficina y correos electrónicos.

 

Se utilizan tecnologías comunes de uso cotidiano, como smartphones y tabletas principalmente, pero los recursos son numerosos! Se pueden usar objetos conectados IOT como cámaras a bordo, drones, gafas conectadas y cascos... La robótica puede incluso utilizarse para inspeccionar áreas de alto riesgo como zonas de desastre (incendio o estructuralmente frágiles), áreas con un alto nivel de radiación o emanaciones tóxicas...

 

Recomendado para tí  Guía. Todo lo que hay que saber sobre la gestión de Calidad y HSE (en la era  digital) - Descarga gratuita

 

¿Cuál es la solución para realizar estas auditorías?

 

Una solución de software SaaS (Software-as-a-Service) permite digitalizar los procesos de su empresa, al mismo tiempo, reduce la carga del departamento de IT. En este caso, las actualizaciones son regulares, pero sin cambiar de versión, realizar instalaciones, ni parar la actividad.

 

Se conservan la estructura, los procesos y los datos existentes, simplemente se desmaterializan para centralizar toda la información en la misma plataforma. Los diferentes servicios y herramientas están interconectados para evitar cualquier duplicación de información y las herramientas estadísticas se integran para obtener en tiempo real y en pocos clics todos los datos que la empresa necesita.

 

Por lo tanto, la auditoría remota procede de la siguiente manera:

 

  • Planificación de la auditoría

 

Una vez acordada la fecha de la auditoría, se envía una invitación por SMS o correo electrónico con un enlace para unirse a una videoconferencia en línea, con un solo clic. No se requiere ninguna descarga o instalación.

 

  • Realización de la auditoría con el auditor por un lado y un responsable en el sitio a auditar por el otro. 

 

Gracias a la geolocalización, el auditor puede acceder a los mapas de los sitios a auditar y guiar a su interlocutor a distancia. El video permite al auditor, a través de la pantalla de la persona que está en el lugar, tomar fotos a distancia, hacer zoom, hacer anotaciones y grabarlas directamente en el informe.

 

La solución SaaS se presenta en un formulario preprogramado, como guía, independientemente de qué tipo de auditoría sea (interna, revisión de la gestión, certificaciones ...) y asegurarse de que nada se olvida.

 

  • Notificación y solicitud de validación del informe

 

Al final de la auditoría, todo queda registrado. Es posible notificar las acciones a los diferentes actores de la empresa y el informe se genera de forma automática y se transmite a los departamentos correspondientes.

La firma electrónica permite una completa identificación, gracias al envío de un código por SMS, lo que permite obtener un valor jurídico similar al del envío de una carta con acuse de recibo.

 

La digitalización de los procesos y la aplicación de la auditoría a distancia son accesibles a todas las empresas que buscan la excelencia y la competitividad en el mercado. Un solo auditor puede asegurar la supervisión de varios sitios, independientemente de su ubicación. Dicha acción ahorra mucho tiempo y dinero. Esta práctica homogeneiza las prácticas en todos los sitios y reduce la sensación de aislamiento de los más remotos.

 

Para más información :

Nouveau call-to-action